[TRAD] El lado oscuro de la industria de la música pop en Asia.

by - 12:41

Artículo original publicado el 26 de enero de 2016 en bbc.com
Original por: Mariko Oi
Traducción por: Lizzy Z.

Chou Tzuyu estuvo en el centro de la controversia cuando agitó la bandera de Taiwán en un video.

Son conocidos como idols y su trabajo es “vender sueños”. Durante décadas, las jóvenes estrellas del pop de Japón y Corea del sur han sido la envidia de adolescentes.

Pero detrás del glamour, la industria lucrativa es operada por agencias de talento con puño de hierro. Dos recientes disculpas de la popular banda japonesa SMAP y la estrella taiwanesa Chou Tzuyu han resaltado cuanto poder tienen.
Tanto el J-pop como el K-pop, nombres con los que se les conoce al pop japonés y coreano, son industrial multimillonarias, pero muchas de sus estrellas no ganan mucho. También son obligados por reglas muy estrictas sobre cómo ser idols. En Japón, por ejemplo, a muchos no se les permite tener citas y requieren de un permiso para poder casarse.

La cláusula de "no citas" de los contratos ha dado lugar a que algunos ídolos sean demandados por romperlo, acusados de dañar su reputación. Hace dos años, Minami Minegishi de la popular banda de chicas AKB48 se afeitó la cabeza1 y lloró en disculpa, después de romper las reglas de la empresa de gestión al pasar una noche con su novio.
Los grupos de chicos o chicas “fabricadas” no son algo nuevo, pero el jefe del departamento de la revista Billboard en Asia, Rob Schwartz, comentó que "en Occidente no se sabe que las agencias controlen sus vidas personales. Es posiblemente comparable a la situación en los años 40 en los EEUU cuando los estudios de película tenían un control enorme sobre sus estrellas de película, pero incluso entonces, se les ha de haber alentado a no tener citas o casarse, pero había una menor coacción.

       
Video: La estrella del pop japonés Minami Minegishi ruega quedarse en la banda.

En corea del Sur, aunque las estrellas pueden salir y casarse más abiertamente que en Japón, las agencias siguen teniendo una participación muy activa en sus vidas cotidianas. "Ellos están muy preocupados por cómo sus talentos son percibidos, en parte debido a varios escándalos infames en los años noventa", dijo Mark Russell, un experto en la industria del K-pop.
“Si uno va a la agencia, cada joven aprendiz le dará una reverencia muy cortes y hay avisos con las reglas de la compañía en la pared para recordarles cómo comportarse".
También se especula que a algunas estrellas jóvenes se les aconseja someterse a cirugías estéticas.
El discutir sobre política es uno de los muchos tabúes. Recientemente, al agitar una bandera taiwanesa, la estrella taiwanesa Chou Tzuyu, de 16 años, tuvo problemas porque los críticos argumentaron que ella apoyaba la independencia. El video con su disculpa fue publicado en línea por su agencia surcoreana, JYP Entertainment.

El video mostró a una Chou sumisa, vestida sencillamente, y se disculpaba repetidamente.

La compañía se negó a coaccionarla para apaciguar a las audiencias chinas, pero el Sr. Russell cree que habría habido una seria discusión sobre cómo el escándalo no era sólo sobre ella, sino sobre toda la compañía. De lo que la agencia no se dio cuenta, sin embargo, fue cómo esto puede ser percibido en otros mercados donde el K-pop también es popular. Su disculpa provocó una protesta en Taiwán, donde muchos lo consideraron humillante no sólo para la joven estrella, sino para Taiwán. "Corea pone un fuerte énfasis en la humildad, pero puede resultar demasiado extremo fuera del país", explicó Russell.

Unos días más tarde, en el vecino Japón, los miembros de la boy band SMAP todos vestidos de negro se inclinaron profundamente en una sombría disculpa en su programa semanal SMAPxSMAP; su pecado fue el tratar de abandonar la agencia, Johnny & Associates. La disculpa no sólo estaba dirigida a sus fans, por rumores de que estaban considerando separarse, sino también al fundador de la agencia, Johnny Kitagawa de 84 años, una de las figuras más poderosas y polémicas de la industria del entretenimiento de Japón. Ha sido reconocido tres veces por el libro Guinness de los récords por los singles más producidos por un individuo. Él estaba detrás de 232 Singles Número 1 entre 1974 y 2010, sólo una pequeña medida del monopolio virtual que ha tenido sobre la creación de bandas de chicos japoneses.

Aunque sus integrantes tienen alrededor de 40 años de edad, SMAP, sigue siendo un pilar del paisaje de entretenimiento en Japón.

En el centro de los cinco miembros estaba Takuya Kimura, el único miembro que iba a quedarse en la agencia. Según los informes, los otros cuatro iban a seguir a su antigua manager, Michi Iijima, quien se creía que había discutido con la hermana de su fundador y vicepresidente, Mary Kitagawa. Al fondo del lado izquierdo estaba Masahiro Nakai, el líder del grupo que generalmente ha sido colocado en el medio del grupo. Tales sutilezas pueden perderse en muchos lectores, pero el simbolismo es poderoso para los observadores japoneses. El periódico sensacionalista Nikkan Gendai lo encabezó: "La ejecución pública de Nakai".

Otros vieron la similitud entre los miembros de SMAP y los llamados trabajadores salariales de Japón, incapaces de desobedecer a sus empleadores. La palabra "esclavos corporativos" empezó a ser tendencia en las redes sociales y cuando Twitter se cayó durante 15 minutos alrededor de ese tiempo, los fans japoneses especularon que fue el tráfico de SMAP lo que lo provocó.

Integrantes de la girl band AKB48, incluyendo Minami Minegishi desde junio 2012.

Los fans también se quejaron ante el organismo de control de los medios de comunicación del país, citando acoso de poder. Pero curiosamente, los principales medios de comunicación se mantuvieron alejados de la controversia y sólo reportaron la sensación de alivio que los fans expresaron en la noticia de que el grupo se mantuvo junto. Esto llevo a acusaciones de que tenían miedo de criticar a la poderosa Johnny & Associates ya que representa muchos otros talentos populares.
La BBC se acercó a Johnny & Associates sobre la controversia, pero se negaron a hacer comentarios. JYP Entertainment de Corea del Sur tampoco respondió a las solicitudes de comentarios sobre el incidente de Chou Tzuyu.

"Los periodistas que trabajan para los principales medios de comunicación japoneses entienden claramente lo que se les permite y no se les permite escribir por lo que operan en la autocensura", dijo Schwartz de Billboard Magazine. En Corea del Sur, aunque no existe una sola agencia de gestión de talento que tenga el mismo control de hierro en los medios de comunicación, el experto en K-pop, Russell, comenta que había mucho más respaldo mutuo entre las agencias y los medios antes". La cobertura de los escándalos ha cambiado desde entonces, en gran parte debido a la fuerza liberadora de la reacción de Internet en las redes sociales.
Como en otras partes del mundo, el glamour del estrellato del pop es un gran atractivo para los niños japoneses y surcoreanos. Pero estos últimos incidentes muestran que incluso entre los fans, hay un debate acerca de cómo la realidad de la industria está muy lejos del sueño que estos ídolos se supone que están vendiendo.


Notas:


Artículo original en inglés: http://www.bbc.com/news/world-asia-35368705   


*Este artículo es una traducción sin ningún intento de plagio. 

You May Also Like

0 comentarios

Gracias / Thank you